domingo, 19 de mayo de 2013

El Gran Gatsby

La última película de Bad Luhrmann, basada en la novela homónima de F. Scott Fitzgerald, nos habla de un hombre, el Gran Gatsby, que solo sabe ganar. El director nos tiene acostumbrados a una gran parafernalia en sus películas, como pudimos ver en Moulin Rouge. Esta vez se repite la fórmula.

Nada mas comenzar la película nos damos cuenta de que la ambientación esta absolutamente lograda con unos paisajes y reconstrucciones históricas que rozan la perfección. El actor principal, Leonardo di Caprio, realiza un papel excepcional con gestos elegantes y convencidos, haciéndonos partícipes de lo buen actor en que se ha convertido pese a su relativa juventud.

Conforme se desarrolla la acción van apareciendo mas personajes, además del citado Caprio y del inicial Tobey Maguire, como Care Mulligan, que pecará de excesiva sensibilidad hasta rozar, en ocasiones, la curisileria. Pasado un tiempo, a mitad de película, el aburrimiento comenzará a ser una contaste con ratos nada interesantes y repeticiones que llegan a irritar, como la de "compañero" del protagonista. 



Pese a todo es una película que dará que hablar y que desde luego no pasará inadvertida vistas sus representaciones extravagantes Nueva York años 20 y su trama desenfadada. El final dramático pone la guinda a una película que tuvo que competir con su madre, la novela, y sus hermanas mayores, las películas anteriores, y perdió la partida según buena parte de la crítica.


No hay comentarios:

Publicar un comentario