lunes, 18 de febrero de 2013

Los Miserables

La película "Les Miserables", del director inglés Tom Hooper, supone una magnífica adaptación al cine del celebre musical homónimo. Actores y actrices de la talla de Russell Crowe o Anne Hathaway, entre otros, conforman una representación llena de guiños a la Francia de principios del siglo XIX, una Francia revolucionaria, luchadora y, sobre todo, hundida en la mas extrema pobreza, siendo el símbolo mas palpable la joven Fantine, torturada por la vida.

La cinta, de gran duración, mas de dos horas, cuenta con altibajos pese a ser casi plenamente musical desde el principio. Con un comienzo mas pausado, el filme cogerá ritmo tras la maravillosa actuación de Anne Hathaway en el papel de Fantine, el cual interpreta al dedillo sintiéndose el dolor que ella sufre como propio, siendo este alentado por la increíble escenificación y lo fidedigno del vestuario.

Por otro lado, es destacable el papelón realizado por Russel Crowe, con una voz firme y dura, muy acorde con el personaje del inspector Javert. Además, todos los personajes cuentan con voces tan únicas y perfectas que a veces le hacen a uno dudar de la veracidad de las mismas. 

El final de la película es conmovedor, con una pareja unida, los jóvenes Cosette y Marius, pero a la vez con otra rota, debido al desamor sentido por Éponine y Valjean fruto de su unión. Saliéndose del apartado sentimental y mas íntimo de los personajes, la película representa un fiel recuerdo de la Francia revolucionaria que vio nacer a lo que hoy conocemos por derechos sociales.

Es una película digna de ver, aunque solo sea por las sobresalientes voces, muy emocionante, entretenida y educativa. Es cierto también que quizás peca de sobreactuada en algunos momentos, pero es firme y merecida candidata a los próximos y, ya a la vuelta de la esquina, premios Oscar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario